Text Size

Buscador

yohandry

Para más información de lo que está ocurriendo.

Nota:

De retorno de Míami decidí pasar unos días con Varela, ya les contaré. Me hace falta tomar un poco de sol.

Varela ha recibido varios correos electrónicos de norteamericanos que, con lo que dijo Obama de lo de "pueblo a pueblo" quieren venir a bucear aquí los fines de semana. Lo que estamos pensando es hacer una cooperativa internacional, con todos los papeles y nuestros aportes al fisco, en ambos lados del charco, si es necesario.

Hasta un par de congresistas cubanoamericanos han estado merodeando por nuestros blogs. No dudo que vengan a conocer el fondo marino de este pedazo de costa. Por el momento, mucho trabajo está pasando Varela para poner su casa en orden. Nos hacen falta algunas puntillas y par de martillos, ya veremos.

En la bodega del pueblo sacaron vino Soroa, súper bueno, compramos dos cajas. Con limón de la mata de Mongo se hacen unas sangrías que son divinas, sobre todo cuando uno emerge a la superficie.

PD:

Lagarde tiene previsto visitarnos con Ubieta.

 

Hace unos meses, Google desapareció de sus búsquedas toda mención a  Yohandry Fontana en su explorador de noticias. Pensé que se trataba de un error de esa potente herramienta capaz de devolverte en breves segundos resultados casi exactos de tus necesidades de indagación.

Ahora, leyendo un material publicado en el blog La Pupila Insomne, me entero de todo el entramado de Google con la NSA y comprendo el por qué dejó de indizar ese buscador miles de documentos que hacían referencia a Yohandry.

Más de 3 mil menciones en grandes medios de comunicación durante el 2013 podían ser localizadas con solo poner su nombre en Google Noticias. Al parecer, a la NSA y a Google no les gustaron las  denuncias del bloguero sobre la fraudulenta Yoani Sánchez en su gira mundial de más de 100 días, entre otros temas de la realidad cubana.

Pero la verdad se impone, y ya hoy sabemos cómo Google, Facebook y Twitter son en realidad herramientas de espionaje al servicio de Estados Unidos.

Yohandry Fontana fue espiado por la NSA y Google,  y Julian Assange se encarga de explicarlo.

Yanet Martín

La Habana

 

Algunos cubanos se adelantaron y ya llevan barras en su identidad

Cuba incorporará en el nuevo carné de identidad elementos que permitirán la lectura mecánica del documento, como el códigos de barra. De esta forma se logra acceso a informaciones contenidas en bases de datos que están más libres de errores.

Nota:

Se les jodió el pollo por pescado a una pila' e gente.

Resulta que en no pocos núcleos familiares los que se han ido siguen en la libreta, y hasta con carné de identidad y todo. Dice mi bodeguero que más de 200 cubanos radicados hoy en España, Estados Unidos y otros países, reciben su cuota de productos subsidiados en nuestra zona. ¿Cuántos serán en toda Cuba?

A la mayoría de los fallecidos les dan de baja en el registro de consumidores, pero algunos siguen almorzando.

Los precios de los productos alimenticios y las necesidades de algunos núcleos familiares parecen estar condicionando esta poco ética decisión de manter a los idos al más allá o al más acá, en la libreta de abastecimiento. A ello  se agrega la falta de controles por parte de quienes deben chequear que lo poco que tenemos se distribuya de una manera sensata teniendo en cuenta que no son todos los que están ni están todos los que son.

La tía de una amiga mía se llevó 12 libras de frijoles negros para Europa el otro día. Me quedé frío. Tuve que verlo con mis propios ojos. Era la cuota completa de como 2 años  de esa cubana que hoy anda desahuciada por España.

Yoani Sanchez y los más de 15 o 20 "disidentes" que hoy andan de gira por el mundo también reciben la cuota familiar. Ninguno ha renunciado a este subsidio, a pesar de los pagos que realiza la USAID a sus trabajadores ideológicos.

La Isla desembolsa más de 900 millones de dólares anualmente para mantener la canasta familiar que hoy se distribuye.

Yohandry Fontana

La Habana

 

Estoy entre miles y entre ellos no tengo nombre propio, ni huellas digitales, ni álbum fotográfico con los recuerdos de mi infancia. Soy solo eso, uno más entre la muchedumbre.

Hace instantes, alguien me confundió saludándome y preguntándome por mis gatos; yo, que no tengo gatos. Pero  le sonreí y le devolví el saludo, porque igual podría ser aquel. Y, de seguro, ese también está aquí.

Aunque nadie sabe quién soy y yo no sé al lado de quien marcho, me siento profundamente acompañado y seguro, como en esas fiestas familiares de fin de año.

En esta explanada gigante, nos unen motivaciones y raíces tan hondas como indestructibles, esas que algunos allende los mares no se explican; y no pueden entender por qué venimos a esta Plaza cada primer día de mayo.

Nosotros, los que estamos aquí y aquellos que igual marchan en las otras provincias de Cuba, lo entendemos clarito; aunque a veces sea difícil vestir de palabras las razones.

Pero aquí vamos, marchando. Y yo, soy un punto más de la muchedumbre, sabiéndome tan imprescindible como cualquier otro.

Yohandry Fontana

La Habana

 
Powered by Tags for Joomla