Text Size

Buscador

Estados Unidos

Gorbachov, el de la frente manchada

Las miradas de artistas, políticos y famosos de las más diversas especies, presentes el pasado jueves en el londinense Royal Albert Hall, confluían en el resplandeciente y gigante letrero que adornaba el recinto: “Mijail Gorbachov: El hombre que cambió el mundo”. Celebraban con fastuosa gala el cumpleaños 80 del artífice de la caída del Socialismo en Europa del Este.

   

Obama: la demagogia como estandarte

 

En el bolso de viajes del mandatario de la Casa Blanca, Barack Obama, en el compartimiento supremo, no faltó el estandarte inexcusable: la demagogia.

Tal ha sido su retórica en su reciente periplo por Brasil, Chile y El Salvador. “El derecho de los pueblos a decidir su futuro” (Cuba incluida, por supuesto) devino slogan de la tourneé.

   

Los perros de la guerra

Guerra en Libia

Cuando el escritor británico Frederick Forsyth escogió el titulo Los Perros de la Guerra para la novela que publicó en mil novecientos setenta y cuatro, quizás no imaginó la vigencia que conservaría.

La brutal agresión que comanda Washington contra Libia, al frente de gobiernos de la OTAN, representa junto a Iraq y Afganistán su tercera gran aventura militar de los últimos ocho años.

   

Con Venezuela, "ni se les ocurra señor Obama"

Caracas, 21 Mar. AVN .- El presidente de la República, Hugo Chávez Frías, advirtió este domingo que una invasión imperial para adueñarse del petróleo venezolano chocaría con un gran movimiento de resistencia, a propósito de la nueva cruzada armada que emprendió Estados Unidos, apoyado principalmente por Francia, Gran Bretaña y España, contra Libia, el cuarto productor de petróleo en África.

Tras insistir que la vía diplomática era la mejor salida para resolver un conflicto político como el que se generó en Libia, Chávez reiteró que la invasión militar contra el país africano sólo codicia el crudo que yace en el subsuelo de la nación agredida.

   

El Nobel de la Paz se lanza a la guerra

 

Obama le precisó a los medios que la invasión no era,  en un principio,  lo acordado. Pero ya es tarde.
Los primeros cohetes cayeron sobre Libia de la mano de la Francia imperialista,  decidida a llevar adelante la orden superior. Más de 40 muertos y unos 100 heridos es el informe preliminar del primer ataque combinado de la aviación y los cohetes crucero Tomahawk.

No bastaron las lecciones de Iraq y Afganistán. Se hace la guerra, y esta vez la ONU mancha sus manos. ¿Para qué sirve este organismo internacional?

Y el Nobel de la Paz anunciaba con bombo y platillo el inicio de la invasión, desde un Brasil inquieto por su presencia.

Latinoamérica lamentará por siempre este aviso desde el Gigante Latinoamericano. No debió permitirse.
China y Rusia mancharon también sus manos al abstenerse; y Japón, sin respetar el dolor de sus ciudadanos, levanta voto también contra la injusticia.

   

Pág. 42 de 42