Text Size

Buscador

Gobernador floridano Rick Scott: CERO TRANSPARENCIA

Una columnista del Nuevo Herald, Bernadette Pardo, afirmó que el Gobernador de la Florida “ha demostrado ser alérgico a la transparencia”.

Lo dijo este viernes seis de febrero al analizar su proyección individual y política en ese estado sureño.

Luego Bernadette argumentó sus motivos para llegar a una conclusión tan delicada como la referida.

Según ella, hay una larga fila de demandantes ante los tribunales de la Florida exigiendo más transparencia por parte del Gobernador.

Algunas demandas, -agregó- quieren mayor nitidez en las declaraciones financieras que exige la ley.

Otras desean saber qué secretos de Estado contenían una serie de correos electrónicos de Scott que desaparecieron en el espacio cibernético.

Junto a eso, varios medios demandaron saber lo acontecido en las sombras antes de la reunión que confirmó al nuevo jefe de la policía estatal.

Bernadette además recordó que su antecesor durante ocho años, con una gestión según ella impecable, Gerald Bailey, “desapareció a mediados de diciembre”.

¿Explicación brindada por    Scott? Que Bailey había renunciado.

Pero, al día siguiente de una reunión del Gobierno estatal, el supuesto dimitente declaró al Miami Herald que Rick Scott había mentido.

Ante periodistas, Bailey fue aún más rotundo al denunciar que no salió del cargo voluntariamente, sino que lo “forzaron a renunciar abruptamente”.

El ex jefe de policía narró también cómo el 16 de diciembre, y al estilo del hampa, se presentó en su oficina uno de los hombres del Gobernador y le dio cinco horas para alejarse del cargo.

¿Qué hubo tras bambalinas? El supuesto renunciante formuló una alegación muy grave de la que ahora se hizo eco la periodista Bernadette Pardo.

El equipo que comandó la cruzada para la reelección de Scott, quería usar transportes de la policía para moverlos de acto en acto.

Trató de emplear computadoras estatales en sus ajetreos para recaudar fondos de campaña, y le solicitaron tomar parte ilegalmente en casos pendientes ante la justicia.

Dos integrantes del Gabinete estatal, Jeff Attwater y Adam Putnam, consideraron que tales acusaciones requerían una investigación.

Sin embargo, la procuradora estatal y supuesta guardiana de la justicia, Pam Biondi, alegó que probablemente su jefe Scott “no sabía nada”.

En su columna del Nuevo Herald, Bernadette, dice que el espectáculo se limita ahora a un diálogo surrealista entre “Rick que hace las preguntas y Rick que las responde”.

Durante un encuentro esta semana en Tampa, contó Bernadette Pardo, el Gobernador habló al fin personalmente sobre el tema.

¿Qué dijo? Pude haber manejado mejor la salida de Bailey, me comprometo a crear “un proceso transparente y predecible”… para el futuro.

O sea, agregó la columnista del Nuevo Herald, borrón y cuenta nueva.

He ahí a un precioso ejemplo respecto a quiénes son y cómo actúan muchos políticos de Estados Unidos.

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario
corto | largo

busy