Text Size

Buscador

Liberar a Alan Gross

Fuente: NYTimes, Editorial

Traducción: Aminael Sánchez

Cuando fue arrestado en La Habana a finales de 2009, Alan Gross, un subcontratista de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), se encontraba ayudando a la comunidad judía de Cuba a tener un mejor acceso a Internet. Un tribunal cubano  lo declaró el año pasado culpable de participar en un "proyecto subversivo del gobierno de los EE.UU. que tenía como objetivo destruir la revolución mediante el uso de sistemas de comunicaciones que burlaran el control oficialista" y lo condenó a 15 años de prisión. Desde entonces Gross ha languidecido en un hospital militar. Su abogado dice que ha perdido más de 100 kilos y sufre de una artritis severa. Como un acto de misericordia, el gobierno cubano debería liberar al Sr. Gross.

Esperamos que cuando el Papa Benedicto XVI visite la isla la próxima semana, inste a su presidente, Raúl Castro, a que lo haga. El Papa debe presionar al líder cubano para poner fin al acoso a los disidentes y decirle que el mundo no ha olvidado el anhelo que el pueblo cubano tiene por la libertad.

Sólo en un país represivo como Cuba sucede que los esfuerzos del Sr. Gross sean  una amenaza para el estado. El pleno acceso a la información y las comunicaciones es un derecho humano. El Sr. Gross se tergiversó así mismo cuando ingresó al país con visa de turista, y además entró equipos de comunicaciones sin una licencia. Sin embargo, una condena de 15 años por dichas violaciones es algo absurdo e inhumano.

Cuba ha tratado de utilizar el Sr. Gross como moneda de canje para en la liberación de los Cinco - cinco hombres declarados culpables en 2001 de espiar a los exiliados anticastristas. No hay comparación, pero algún tipo de compromiso debe ser posible. Uno de los cinco, René González, está en libertad condicional, y un juez federal en Miami ha llegado a un acuerdo para que pueda regresar a Cuba por dos semanas para visitar a un hermano que tiene cáncer. Las autoridades cubanas deben permitir de inmediato al Sr. Gross para volver a los Estados Unidos para visitar a su madre, que tiene cáncer. Una vez que los hombres estén en casa, un acuerdo para mantenerlos en casa debe hacerse.

Nota:

Editorial publicado ayer en el influyente diario The New York Times

Comentarios (3)add comment

alexcuba said:

...
Nunca Cuba a pensado en moneda de cambio con Gross,este senor cometio un delito grave en cuba he intento manchar la soberania de mi pais por lo tanto tiene que cumplir su condena, como la cumplio Rene.
marzo 22, 2012

Marcos Jesus Concepcion Albala said:

...
Presizamente esa es la estrategia muy bien montada desde Miami, que Cuba responda al gesto, pero estoy de acuerdo con lo que dice Jose, Gross nada tiene que ver con los 'cinco'... Gross esta cumpliendo condena y Rene la cumplio...
marzo 21, 2012

José said:

...
No estoy de acuerdo, el caso de Gross y el de los Cinco no es comparable y mucho menos ahora con René. Si quieren canje que hagan una propuesta mejor.

saludos,
marzo 21, 2012

Escribir comentario
corto | largo

busy