Text Size

Buscador

ILEANA ROS-LEHTINEN: DOCTORA EN OPORTUNISMO

Por Nicanor León Cotayo

Desde que en 1989, cuando aspiró por primera vez a un asiento en la Cámara de Representantes, la señora Lehtinen respaldó fieramente al terrorista Orlando Bosch Avila para ganar el apoyo de la ultraderecha de origen cubano de Miami, hasta el presente, ella ha hecho gala de un oportunismo tan vulgar como sostenido.

Sus largos antecedentes al respecto son sintetizados ahora cuando, a contrapelo hasta de colegas del Partido Republicano, ella se suma a uno de sus aspirantes a la candidatura de esa organización que alardea con ser un anti-inmigrante: el multimillonario Mitt Romney.

No en balde uno de sus hombres de mayor confianza es Kris Kobach, integrante del equipo de autores de las leyes neofascistas contra la inmigración ilegal de Alabama y Arizona.

La santa alianza entre Romney e Ileana provocó que el grupo Somos Republicanos, una de las mayores agrupaciones de latinos de esa tendencia, pidiese a sus seguidores que llamaran a Ileana, y a Mayito Díaz-Balart, para expresarles su descontento por unirse a esa figura..

Tan pronto Ileana conoció esa reacción matizó su ardor por la candidatura del ex-gobernador de Massachussets y agregó que lo respaldaba en todo “menos en su criterio” hacia la inmigración.

Durante una entrevista telefónica con la Associated Press desde Washington, Ros-Lehtinen alabó una vez más la visión de Romney sobre la economía, que es lo crucial –dijo- para su estado de la Florida.

El antes mencionado grupo hispano Somos Republicanos caracterizó al preferido de Ileana como el aspirante a la candidatura presidencial de su partido  “más antiinmigrante”

Mitt Romney se ha dirigido a jefes de la ultraderecha de origen cubano asentada en Miami para que le ayuden con su dinero e influencia a obtener votos hispanos en la Florida, donde el próximo día 31 tendrán lugar elecciones internas del Partido Republicano.

Mientras, la actitud de la congresista norteamericana Ros-Lehtinen vuelve a recordar su idiosincrasia oportunista desde que hace más de 20 años llegó al Congreso haciendo suya la causa del terrorista Bosch Avila y asegurando que un voto a favor de su contrincante de entonces equivalía a “un voto a favor de Fidel Castro”.

He ahí el fondo de su apasionada adhesión a la campaña de Romney, así como su real oficio de maestra en dar grandes y pequeños golpes de timón para disfrazar sus acostumbradas maquinaciones.

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario
corto | largo

busy