Text Size

Buscador

¡Fidel, Fidel, hasta la Victoria Siempre!, reafirma Raúl

15241235 1537605636267342 1408921336786543351 n

Santiago de Cuba, 3 dic (ACN) Con un ¡Fidel, Fidel, hasta la Victoria Siempre!, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, patentizó el sentir del pueblo cubano de continuar apoyando el proceso gestado por el máximo artífice de la Revolución, Fidel Castro Ruz.

Hermano de sangre y de luchas, Raúl cerró hoy el multitudinario acto político realizado en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, de la Ciudad Héroe de la República de Cuba, urbe que será la última morada del Comandante en Jefe, eminente estadista, fallecido el 25 de noviembre a los 90 años de edad.

Ante los restos de Fidel, juremos defender la Patria y el Socialismo, y juntos reafirmemos la sentencia del Titán de Bronce, de “quien intente apropiarse de Cuba recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la lucha”, expresó conmovido Raúl.

La permanente enseñanza de Fidel es que sí se puede, que el hombre es capaz de sobreponerse a las más duras condiciones si no desfallece su voluntad de vencer, hace una evaluación correcta de cada situación y no renuncia a sus justos y nobles principios, mencionó el mandatario cubano en alusión a las palabras por él pronunciadas el 26 de julio de 1994.

Ese es el Fidel invicto que nos convoca con su ejemplo y con la demostración de que sí se pudo, sí se puede y sí se podrá superar cualquier obstáculo, amenaza o turbulencia en nuestro firme empeño de construir el socialismo en Cuba, o lo que es lo mismo, garantizar la independencia y la soberanía de la Patria, sostuvo.

En otro momento de su mensaje de despedida al líder revolucionario, Raúl agradeció las muestras de amor del pueblo cubano, que acompañó a la simbólica Caravana que trasladó las cenizas del Comandante en Jefe, las cuales descansarán definitivamente en el Cementerio Santa Ifigenia.

Raúl dijo que este cuatro de noviembre se realizará una sencilla ceremonia en la necrópolis donde también se encuentran el Mausoleo a José Martí, las tumbas de Carlos Manuel de Céspedes, Mariana Grajales y Frank País, y la de los caídos en el Moncada, el Granma, el Ejército Rebelde, la clandestinidad y las misiones internacionalistas.

Asimismo, destacó la masividad en las actividades de homenaje póstumo, en las que el pueblo juró fidelidad al concepto Revolución, expuesto por Fidel el Primero de Mayo del 2000, y se mostró impresionado por la presencia de las nuevas generaciones que reafirmaron su disposición de continuar los ideales de su eterno líder.

En un recuento sobre la visión de futuro de Fidel, el General de Ejército mencionó cómo él predijo, con más de dos años de antelación, la desaparición de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

La autoridad de Fidel y su relación con el pueblo, aseguró, fueron determinantes en la heroica resistencia del país en el llamado período especial, al tiempo que rememoró la manera de afrontar los retos de esta etapa, marcada también por el férreo bloqueo imperialista y las campañas mediáticas dirigidas a sembrar el desánimo entre la ciudadanía.

En correspondencia con la determinación de Fidel de no emplear su nombre o figura para denominar sitios públicos, o erigir en su memoria monumentos, bustos, estatuas u otras formas similares de tributo, el General de Ejército anunció que en la próxima sesión del Parlamento se presentará la propuesta legislativa requerida para que permanezca esa voluntad.

Al multitudinario acto asistieron dignatarios y personalidades de Cuba y el mundo, organismos internacionales, parlamentos, intelectuales amigos de la Isla y una masiva representación del pueblo santiaguero, las provincias orientales y Camagüey.