Text Size

Buscador

El pasado de Marco Rubio revela vulnerabilidades políticas

Fuente: Laura Wides-Muñoz. The Seattle Times

Traducción: Aminael Sánchez

El senador Marco Rubio mantiene una relación muy cercana con una persona acusada por malversación financiera. El propio senador se habría visto envuelto en una controversia sobre el uso de la tarjeta de crédito de su partido político para sufragar gastos personales.

En los últimos tiempos, el senador Rubio ha sido objeto de un profundo escrutinio que reveló detalles sobre el proceso migratorio de sus padres de Cuba así como su vinculación con la fe Mormona.

¿Podrían los detalles de su pasado personal y político deterner a una de las "estrellas" de más rápido crecimiento dentro del Partido Republicano? Esta es una cuestión que se debate en los círculos republicanos de Washington, la florida y otros lugares a medida que el senador cubano-americano trabaja para elevar su perfil fuera de la Florida y trata de posicionarse en un a nivel nacional dentro de del Partido Republicano.

"Marco Rubio es una gran estrella en el Partido Republicano; en su mayor parte lo es de la misma manera en que Barack Obama lo fue para el Partido Demócrata en el período que transcurrió entre la convención de 2004 y su candidatura para la Presidencia", ha dicho Steve Schmidt, un alto asesor de la campaña de John McCain en 2008. "Hay muchos pros cuando usted mira a Marco Rubio como principal candidato a la Vicepresidencia, pero hay muchas incógnitas también".

Rubio, que sin dudas tiene aspiraciones políticas que van más allá n del Senado, es mencionado con frecuencia dentro del círculo interno del Partido Republicano como un candidato para ser compañero de la fórmula política de Mitt Romney. Ello es sin duda de esa forma pues el partido necesita atraer el voto hispano en estados claves como la Florida y Nevada en Noviembre próximo.

Mientras Rubio niega cualquier interés en ser el número dos en la boleta este año, sí se ha visto trabajando bien duro para permanecer en el centro de la atención nacional. Recientemente se le vio dando un importante discurso sobre política exterior en Washington y está hablando acerca de cómo escribir un proyecto de ley que permita que algunos jóvenes indocumentados se mantengan trabajando en el país aún sin la ciudadanía. De igual forma ha dicho que planea lanzar el mes próximo un libro de memorias.

El país está apenas comenzando a conocer a Marco Rubio y sus vulnerabilidades política, algo que los ciudadanos de la Florida conocen de sobra.

La relación de Rubio con su compañero David Rivera está en la mira de todos ya que este último enfrenta cargos por evasión en el pago de impuestos. De igual forma la polémica sobre  el uso de la tarjeta de crédito apareció repetidamente durante su campaña en el senado en 2010. Ambas cuestiones no han tenido mucho efecto hasta el momento, pero ello no significa que el país los va a dejar pasar por alto.

"Los floridanos pueden reaccionar de forma insensible a tales escándalos debido a la naturaleza áspera de la política en ese estado, pero cuando estos sean mirados por la audiencia nacional, la situación podría cambiar", dijo Abe Dyk, un estratega político que  dirigió la campaña en el senado del opositor Demócrata de Rubio.

Rubio y Rivera se conocieron en 1992 durante la campaña del ex-congresista republicano Lincoln Díaz-Balart. Ambos escalarían luego en las filas de la legislatura del estado.

Durante la legislación, ambos compartieron una casa en el centro de Tallahassee, sobre la cual un banco comenzó un proceso de expropiación en 2010. Rubio hizo solamente pagos parciales de la hipoteca durante cinco meses en 2010 y llevó a cabo trabajos como consultor, profesor y comentarista de televisión. Él ha dicho que los pagos se perdieron debido a una disputa sobre los términos de la hipoteca.

Los funcionarios del Estado cerraron una investigación criminal sobre relaciones financieras personales de Rivera sin presentar cargos, pero no desactivaron el proceso en su totalidad.

Durante el último año, Rubio ha mantenido a cierta distancia pública de  Rivera y ha dicho que su amigo tiene algunos problemas que deben ser abordados en el marco del proceso legal. Sin embargo, Rubio lanzó una pequeña recaudación de fondos en Washington para Rivera la semana pasada. Hasta ahora, Rubio no se ha enfrentado a cuestionamiento respecto a su amistad con Rivera.

"Es difícil de pronosticar qué papel jugará ello", dice Emilio González, un consultor que trabajó en la administración de Bush y que ve a Rubio como candidato potencial a la presidencia en 2016.

Si Rubio fuera a terminar en la boleta presidencial del Partido Republicano, o montara su propia campaña nacional en los próximos años, sin duda alguna tendría que enfrentarse a preguntas sobre el escándalo por el uso de los fondos estatales del Partido Republicano cuando Él era el presidente de la Cámara de la Florida.

El jefe del partido, Jim Greer, fue obligado a renunciar después de que se dieran a conocer que él y su segundo al mando cargaron las tarjetas de crédito del partido por un monto de 1,5 millones de dólares. Buena parte de ese dinero se gastó en hoteles y restaurantes de lujo, carros y entretenimiento en general. El juicio de Greer debe iniciarse el próximo 30 de Julio, junto antes de la convención republicana y muchos anticipan que otros miembros del partido saldrán a relucir.

Rubio se ha gastado más de 100.000 dólares de la tarjeta del partido entre 2006 y 2008. Se ha revelado el pago de unos $ 16.000 dólares en gastos personales. Sus registros de 2005, cuando estaba presionando para convertirse en presidente de la Cámara de la Florida, nunca fueron hechos público. Cuando se le preguntó sobre el uso de la tarjeta para gastos personales, Rubio dijo que a veces sacaba la tarjeta equivocada de su billetera y lo ha calificado como una "lección aprendida".

También ha tenido que responder a las críticas por la forma en que gasta el dinero donado a dos comités políticos que ayudó a formar incluyendo gastos a los familiares de los activistas.

Junto a todo esto, existe una falta de claridad en torno al origen de su familia. Rubio ha afirmado que sus padres huyeron del régimen de Fidel Castro. Sin embargo, se dio a conocer recientemente que estos llegaron varios años antes de que Fidel Castro tome el poder, aunque rápidamente se abrazaron a la comunidad de exiliados cubanos que se habían volcado contra Castro. Rubio ha dicho que  la fecha en que él piensa llegaron sus padres ha sido deducida de sus recuerdos familiares.

Hay otra parte de la crianza de Rubio que había pasado mucho tiempo sin revelar, y cuya revelación pudiera entrar en conflicto con los fundamentos de evangélicos que forman la base del Partido Republicano.

Rubio fue bautizado como mormón cuando su familia vivió por algunos años en Las Vegas, gracias a la influencia de primos que pertenecían a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Rubio volvió a la Iglesia Católica como un joven adolescente y de adulto ha asistido con frecuencia a servicios Bautistas.

 

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario
corto | largo

busy