Text Size

Buscador

Nueva ley del estado de la Florida prohíbe la contratación de empresas que tengan vínculos con Cuba

Fuente: Patricia Mazzei y Martha Brannigan, The Miami Herald

Traducción: Aminael Sánchez

Ahondando en la complicada política del exilio cubano en Miami-Dade, legisladores de la Florida han aprobado una radical ley, poco difundida por cierto, que prohibiría a gobiernos locales la contratación de empresas que mantengan negocios con Cuba.

La ley parece estar dirigida a uno de los mayores contratistas del condado Miami-Dade: Odebrecht EE.UU, la filial en Coral Gables del gigante conglomerado brasileño. La filial cubana de la misma, estaría participando en una gran expansión del Puerto de Mariel.

Legisladores de Miami-Dade, con el apoyo casi unánime de la Cámara de Representantes y del Senado en la Florida, impulsaron el proyecto como una iniciativa para mantener el dinero de los contribuyentes alejado de regímenes represivos. La Ley también se aplica a las empresas que trabajan en Siria, que como Cuba, está en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

"La ley pone la decisión en manos de las empresas que se ven afectadas", dijo el republicano Michael Bileca, uno de los patrocinadores del proyecto de ley. "Quieren hacer negocios en la Florida o los quieren hacer en estos países", agregó.

Sin embargo, una parte importante de la legislación que se aplica a los contratos por valor de al menos un millón de dólares, parece será motivo de una demanda judicial por interferir con el poder del gobierno federal en materia de política exterior, según dijeron expertos.

"Los estatutos que limitan las decisiones de los gobiernos locales contratantes sobre la base de la labor internacional del vendedor traspasan el poder del estado", dijo Dan O'Flaherty, vicepresidente de la sede en Washington DC del Consejo Nacional para Asuntos de Negocio,  quien aboga por el comercio con Cuba.

"Es inconstitucional", dijo citando un caso de 2000 del Consejo de Comercio cuando la Corte Suprema de EE.UU revocó una ley de Massachusetts restringiendo a las empresas estatales de negociar con Myanmar (antes conocido como Birmania).

"Por decisión del Tribunal Supremo, los estados tienen prohibido promulgar sanciones de contratación dirigidas a las empresas que hacen negocios en el extranjero con digamos el país X", añadió O'Flaherty,  cuya organización envió cartas al gobernador Rick Scott y líderes de la Cámara y el Senado que se oponen a tales leyes.

En general, a los gobiernos estatales y locales les está prohibido hacer políticas que entren en conflicto con la ley federal.

Un análisis hecho por personal de la Cámara de la Florida  sugirió que el Congreso habría autorizado restricciones contractuales como parte de la legislación que entrará en vigor el 1 de julio y que no tiene carácter retroactivo. Pero Miami-Dade ha perdido batallas en el pasado respecto a la política hacia Cuba.

En 2007, los abogados del condado advirtieron que Miami-Dade no podía tener en cuenta relaciones de negocio con Cuba durante la contratación del proyecto del túnel del Puerto de Miami. Activistas se oponían a concederle el contrato a Bouygues Travaux Publics porque la filial de la firma francesa construyó 11 estaciones de recreo con empresas del ejército cubano.

Y en el año 2000, un juez federal revocó una ley que pretendía negar la financiación a organizaciones no lucrativas que tuvieran vínculos con la Isla.

"Es insostenible", dijo Rogow, un profesor de derecho constitucional de la Universidad de Nova Southeastern. "Si no hay una ley federal que hace ilegal la tenencia de negocios con Cuba o Siria, las leyes de los estados no lo pueden promulgar por su cuenta".

No es así, respondió Mauricio Claver-Carone, director del Comité Democrático de Acción Política, una organización pro-embargo Estados Unidos-Cuba.

"Esto no quiere decir que Odebrecht EE.UU tiene que salir", dijo Claver-Carone, quien ha criticado a la empresa en su blog Capitol Hill. "Ellos pueden quedarse y hacer negocios privados en la Florida. Básicamente lo que no se permite es que el dinero de los contribuyentes pueda ser utilizado - que además es el dinero de muchas víctimas del gobierno cubano".

Nota:

Como dijo Fidel Catro: Miami, la ciudad bananera.

Miami es también la ciudad peor gobernada de Estados Unidos.

Otro intento de bloquear a Cuba.

Relacionados:

Dispondrá Cuba de terminal portuaria para intercambio regional (Video)

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario
corto | largo

busy